BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 14 de noviembre de 2018
NOTICIAS
“El referéndum en Malvinas es ilegítimo”
Así lo señaló el senador Giustiniani, quien pidió realizar una sesión especial en el Congreso para rechazar el referéndum y reiteró que “Gran Bretaña debe sentarse a negociar como lo exigen las Resoluciones de Naciones Unidas”. “Las Malvinas son Argentinas. Inglaterra debe deponer su prepotencia colonial”, afirmó.
10 de marzo de 2013
El senador socialista y secretario de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara alta, Rubén Giustiniani, pidió a través de una nota dirigida al presidente del Senado la convocatoria a una Sesión Especial para rechazar el anuncio del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de celebrar un referéndum a la población que habita en las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y sus espacios marítimos circundantes.

“Inglaterra debe deponer su prepotencia colonial. Convoqué una sesión especial en el Senado para el miércoles para rechazar este referéndum ilegítimo. Las Malvinas son Argentinas y Gran Bretaña debe sentarse a negociar como lo exigen las Resoluciones de Naciones Unidas”, sostuvo el senador.

“Los legisladores –continuó- debemos reunirnos en una sesión especial para manifestarnos en contra de este anuncio del Reino Unido. Es una iniciativa contraria a las Resoluciones emanadas de las Naciones Unidas, que han establecido claramente el modo de solucionar la disputa de soberanía, a través de la reanudación de las negociaciones entre ambos países”

“Naciones Unidas rechaza el principio de autodeterminación para Malvinas. Sus habitantes son una población transplantada a Malvinas”, señaló.

El plebiscito en el cual los isleños votarán a favor o en contra para que Malvinas continúe siendo un territorio autónomo del Reino Unido no tiene ningún sustento ni validación en el Derecho Internacional ya que es contraria a toda Resolución emanada de la Asamblea General y de las del Comité de Descolonización de Naciones Unidas, donde se reconoció (Res. 2065 (XX)) la existencia de una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido e invitó a ambos países a negociar para encontrar una solución pacífica a la controversia, como lo establece la Resolución 31/49 que insta a las partes a que se “abstengan de adoptar decisiones que entrañen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación mientras las Islas estén atravesando por el proceso recomendado” por la Asamblea.