BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 15 de diciembre de 2018
NOTICIAS
La reforma del Mercado de Capitales tiene dictamen y se trata el 29 en el recinto del Senado
El proyecto fue debatido este jueves por las comisiones de Presupuesto y Hacienda; y de Economía Nacional de la Cámara alta, que escucharon las exposiciones del secretario de Finanzas de la Nación, Adrián Cosentino; y del titular de la Comisión de Valores, Alejandro Vanoli.
22 de noviembre de 2012
El proyecto de reforma del Mercado de Capitales aprobado este miércoles en el recinto de Diputados obtuvo este jueves un dictamen de mayoría de las comisiones de Presupuesto y Hacienda; y de Economía Nacional de Cámara alta, y quedó habilitado para ser convertido en ley el 29 de noviembre.

La iniciativa consta de 155 artículos y modifica la ley 17.811 de 1968, que regula la oferta pública de valores negociables y los agentes bursátiles. Además, el texto sigue la línea de reforma del sistema financiero iniciada a principio de año con la modificación de la Carta Orgánica del Banco Central.

Durante el plenario de comisiones, que tuvo lugar en el Salón Arturo Illia del Congreso, disertaron el secretario de Finanzas de la Nación, Adrián Cosentino; y el titular de la Comisión de Valores, Alejandro Vanoli.

El proyecto

Hoy por hoy, los operadores del mercado se controlan y sancionan a sí mismos, y es ahí donde radica el objetivo de eliminar la autorregulación. Por eso, con la futura ley, la CNV gozará de nuevas facultades de registro, supervisión y sanción de cada mercado registrado y de los agentes intermediarios.

Además, con la meta de que “haya más agentes de mercado”, la reforma “elimina la obligación de que los agentes sean accionistas de los mercados donde actúan”, y establece como único requisito el registro ante la CNV, para “simplificar los trámites y que el mercado sea más accesible”.

Como otras novedades, se crearán agencias de la CNV en el interior del país, y “cada mercado deberá constituirse como sociedad anónima para que cotice en el mercado de valores” y así lograr una mayor “transparencia”.

Asimismo, se levantará el secreto ante eventuales requerimientos de información bursátil por parte del Banco Central y la Superintendencia de Entidades Financieras.

El proyecto, que consta de 155 artículos, supone una “complementación a la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central” y va en línea con las modificaciones en la legislación de varios países del mundo tras la crisis financiera de 2008.