BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 15 de diciembre de 2019
NOTICIAS
La pelea CGT-Casa Rosada repercutió en el Congreso
Varios legisladores analizaron las declaraciones realizadas por el titular de la CGT en el acto por el “Día del Camionero”, y las renuncias de los cargos del líder gremial en el PJ nacional y bonaerense.
15 de diciembre de 2011
“El Gobierno kirchnerista durante 8 años engordó al gremio de camioneros otorgándole gran cantidad de afiliados, en detrimento de otros gremios. A cambio, utilizó a Moyano y su gente, para extorsionar y apretar empresarios, o para reiteradamente bloquear las plantas de los diarios Clarín y La Nación. Pero ahora como ya lo hizo con Duhalde, quien había colaborado para que Néstor Kirchner fuera presidente, tira a Moyano por la borda”, expresó la diputada nacional Patricia Bulrich.

La ex ministra de Trabajo sostuvo que “la historia se repite primero como tragedia, luego como farsa, y la lógica del poder absoluto kirchnerista, le ha llegado también a Hugo Moyano”.

Para el diputado nacional por el radicalismo Ricardo Alfonsín, "la disputa no es entre la CGT y el partido de gobierno, sino en el seno del partido de gobierno. La CGT es parte del partido de gobierno".

Sobre el claro enfrentamiento entre la central sindical y la Casa Rosada, el diputado radical se expresó a través de su cuenta en Twitter, donde señaló que "la CGT es una de las pocas instituciones que han resistido reformas tendientes a su democratización, y esto, no sólo por la actitud de algunos dirigentes sindicales sino también por la actitud de los dirigentes del justicialismo".

Agregó su esperanza de que "esta interna en el Frente para la Victoria no tengamos que sufrirla, como en el caso de otras internas justicialistas, todos los argentinos. Reclamamos sensatez de uno y otro lado".

Desde el socialismo, la vicepresidenta tercera de la Cámara baja, Alicia Ciciliani sostuvo que "se están moviendo algunas cosas importantes porque entra en debate de la agenda pública el rol del sindicalismo y qué sindicatos queremos". A su juicio, "esta pelea la podemos aprovechar para un debate más profundo y si bien aparece como una pelea de los sectores dentro de los partidos de Gobierno, es una gran oportunidad para abrir el debate".

El diputado del Frente Peronista Eduardo Amadeo consideró que la situación planteada es el resultado de "cuando un Gobierno elige el conflicto en lugar del diálogo como modo de gobernar, en lugar de prevenir los conflictos", y puntualizó que "con la inflación, no alcanza con tapar la realidad con los medios adictos. Espero que esto no signifique más conflicto social, porque los únicos perjudicados serán los argentinos".

"Está claro que Cristina volverá a saldar la discusión a favor de los grupos concentrados económicos y en contra de los trabajadores como ha sido hasta ahora", señaló por su parte la diputada del Gen Margarita Stolbizer.

A través de un comunicado, Stolbizer aseguró que "se equivoca el gobierno si cree que el voto es un cheque en blanco", y agregó: "Que Moyano le marque la cancha al gobierno muestra la debilidad K aún con el 54 por ciento de los votos obtenidos en la elección".

Por su parte, el senador Ernesto Sanz advirtió que "la historia argentina registra que cuando hay disputa interna dentro del partido justicialista, el conflicto se traslada al Estado y tiene consecuencias muy graves para los ciudadanos y ciudadanas".

A su juicio, "el problema está basado en que esas apreciaciones no aparecen sostenidas por criterios de justicia, sino muy teñidos de una disputa interna feroz".

Para el también senador radical Gerardo Morales, los términos del discurso del sindicalista demuestran “las típicas acciones de las peleas de poder, mientras el resto de los argentinos las mira de costado”. El legislador jujeño resaltó la necesidad de “evitar riesgos que afecten la vida cotidiana de los ciudadanos”.