BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 15 de diciembre de 2018
NOTICIAS
Scioli crea nuevos impuestos
Con un fuerte impulso a repuntar la recaudación fiscal de la provincia de Buenos Aires, el gobernador Daniel Scioli envió a la Legislatura bonaerense el proyecto de Reforma Fiscal.
10 de septiembre de 2009
Sin grandes modificaciones a lo ya anunciado públicamente, pero con un fuerte impulso a repuntar la recaudación fiscal de la Provincia incluso con polémicas incorporaciones como la de permitir, por ley, el “secuestro” de los automóviles que registren deudas con el fisco –una facultad que, en rigor, inventó y aplicó Santiago Montoya aunque por disposición administrativas luego judicializadas-; el Ejecutivo ingresó el proyecto de Reforma Fiscal que deberá aprobar ahora la Legislatura.

Sustancial en términos del aumento de la recaudación, aparecen varios puntos, entre ellos, el principal, el que dispone la aplicación de un impuesto a la carga y descarga de mercaderías para importación y exportación en los 14 puertos de la Provincia.

PUERTOS (Nuevo Impuesto): La iniciativa oficial propone aumentar la carga impositiva “sobre la explotación de las terminales portuarias, ubicadas en la Provincia de Buenos Aires, a través de la generación de un importe mensual a abonarse adicionalmente al impuesto del período"

Los “beneficios” del nuevo impuesto a los Puertos:

- Es el punto más importante en términos de la cantidad de ingresos que significará para el fisco la aplicación de la nueva carga impositiva: se calcula incrementar la recaudación entre 500 y 700 millones de Pesos.

- El impuesto contempla una suerte de “retención” variable para beneficiar la exportación en detrimento de la importación de bienes: $10 por tonelada par la exportación, y $30 por tonelada, para la importación

- Se calcula que la Provincia mueve entre 50 y 70 millones de toneladas, lo que significará, en la sumatoria final, un incremento en la recaudación por un concepto por el que antes se cobraba 0 pesos, del orden de los $ 500 a $ 700 millones o más

- En la Provincia existe 14 Puertos, controlados por otras tantas firmas concesionarias para la explotación de los mismos: suma la Provincia sólo “14” nuevos contribuyentes, que después liquidarán esa suma a exportadores e importadores que operen en los mismos.

La “contra” del nuevo impuesto a los Puertos:

- La aplicación de la nueva carga impositiva deberá hacerse de manera tal que “no” perjudique a la Provincia, en términos del movimiento comercial. En otros términos, lo que se cobra en un puerto Cercano al de Rosario, nunca podrá ser superior al valor del flete para trasladar la mercadería a esa puerto santafecino.

HERENCIA (Nuevo Impuesto): Cómo en el caso de los Puertos, fija una especie de nueva carga impositiva, esta vez sobre bienes de Capital. Todo para ganar, allí donde nunca antes se recaudaba.

Según el proyecto oficial, la aplicación del nuevo gravamen será a partir del 1° de enero de 2010, “a las personas físicas y jurídicas que resulten beneficiarias de una transmisión gratuita de bienes”

- Es un impuesto casi imposible de calcular en términos de lo que puede sumar a la recaudación en la Provincia, y tiene previsto en la Ley algunos puntos clave como el “piso” de la herencia a partir del cuál deberá cobrarse, y la manera –y a quienes- se deberá distribuir lo recaudado.

- Se cobrará sobre “el bien” heredado, radicado en la Provincia de Buenos Aires. Es decir, por más que el potencial heredero esté radicado en Misiones, deberá hacer frente al nuevo impuesto, en caso de aprobarse la restitución de esta carga

- El proyecto estipula un piso: “el gravamen propuesto no alcanza a cualquier transmisión gratuita, encontrándose exenta de pago toda transferencia de estas características, cuando el valor de los bienes no supere la suma de pesos tres millones ($3.000.000)”, asegura la iniciativa

- La recaudación se distribuirá, según también lo prevé la norma, de la siguiente manera: un ochenta por ciento (80%) con destino al Fondo Provincial de Educación; un diez por ciento (10%) a incrementar los recursos del Fondo para el Fortalecimiento de Recursos Municipales creado por el artículo 42 de la Ley N° 13.850 y el restante diez por ciento (10%) a los fines de incrementar los recursos del Fondo Municipal de Inclusión Social

AUTOS USADOS:(Cambia la 'ventanilla' de una carga existente) La norma modifica el actual sistema de recaudación por las operaciones de compra y venta de automóviles usados en la Provincia, con un fin, también, eminentemente recaudatorio: ya no se ‘recaudará’ la carga impositiva vía Ingresos Brutos, sino a través de un impuesto de Sellos.

Aunque parezca menor, la reforma no lo es: No aspira “aumentar” en términos formales la base imponible, sino “el recupero” de ese impuesto donde actualmente existe una altísima tasa de evasión

Al cobrarse el impuesto como “Sello”, el Registro de la Propiedad Automotor oficiará de agente de retención, con lo que se garantiza “el cobro” de esa suma, que en la actual configuración impositiva –Ingresos Brutos- tiene una alta evasión superior al 80%.

Resumen: no crea una “nuevo” universo de contribuyentes fiscales –como en el caso de los Puertos y/o Herencias- sino que al cambiar la ventanilla que lo retiene, se garantiza el cobro, que hoy tiene una evasión del 80%.

SECUESTRO DE AUTOS (Nueva herramienta de Recaudación): Se trata lisa y llanamente de la “legalización” –darle formato de ley- a una herramienta controvertida que ya aplicó Montoya, vía resolución administrativa ad referéndum de un acto judicial, que despertó fuertes polémicas.

- Aquella vez, los contribuyentes pretendían, y los jueces los respaldaran, que esa modalidad de “presión” fiscal para recaudar impuestos surja de una orden judicial-
- De aprobarse la norma, tendrá fuerza de Ley, y la Provincia podrá “retener” y eventualmente “secuestrar” los vehículos que adeuden importantes sumas de dinero, particularmente aquellos de alta gama.

- Básicamente, la norma propicia “reincorporar al artículo 42 del Código Fiscal, una previsión que contuviera el Código de Tránsito provincial”, autorizando al Organismo recaudador, “en ejercicio de sus facultades de verificación y contralor, a proceder a la detención de vehículos automotores para verificar el pago del gravamen respectivo y, en su caso, disponer su secuestro”, según reza el Proyecto Oficial.

- La norma aclara, no obstante, que para poder concretar el secuestro, deberá registrarse un “incumplimiento de determinada magnitud, y en tanto se trate de vehículos de alto valor económico”.