BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 24 de marzo de 2017
NOTICIAS
Advierten que habrá más pueblos fantasmas
Un senador radical advirtió sobre el agravamiento de la situación del campo. Y dijo que “matar al campo raya con la locura”.
5 de mayo de 2009
El senador nacional Arturo Vera (UCR-Entre Ríos) reiteró en la prensa su preocupación por el agravamiento del sector agropecuario en el país. En este sentido, expresó que “no por reiterativo se debe omitir la denuncia de la agravante profundización de la situación para la producción pecuaria en general y en particular en Entre Ríos”.

“Estamos frente a un panorama que muestra ya no pérdidas de rentabilidad sino descapitalización, producto de las políticas activas del Gobierno contra el campo, a lo que se suma ahora las consecuencias de una sequía que sigue golpeando al sector”, afirmó el legislador.

Vera dijo “sentir” que “el mal trato y daño a la producción constituyen un mal inmerecido e injusto que provoca el gobierno hacia los productores, lo cual además repercutirá con severidad y en forma negativa en la economía del país”, aseguró el entrerriano, agregando que “salvo una gran ignorancia no se puede desconocer que el retroceso en las producciones agroindustriales condenarán al país a un camino sin salida en un mediano y largo plazo”.

“En una palabra –aseguró el senador-, en una Argentina donde está en riesgo la autosuficiencia energética, porque ya estamos importando, donde se ha aplastado la industria y debilitado enormemente el desarrollo científico, matar al campo raya con la locura y se impone que la sociedad reflexiona sobre esto, de donde podrá surgir como conclusión que es falsa la suposición de que al poder llegan siempre personas con actitud para ser hombres o mujeres comprometidos con la buena administración del Estado”.

Arturo Vera aseguró que “es penoso observar como hoy muchos productores agrícolas y ganaderos sufren la angustia de ver caer diariamente su actividad tanto como medio de subsistencia personal y familiar, igual que como herramienta que aporta bienes a la sociedad”. En este sentido, amplió diciendo que “este proceso negativo repercute y se multiplica en muchas actividades urbanas como el comercio, el transporte, los insumos en general, que paralizados se traducen en pérdidas de calidad de vida de los pueblos”.Afirmando además que “de no detenerse este proceso y rectificarse el rumbo marcado por este gobierno que insiste en el mal trato a las producciones agropecuarias, al igual que ocurrió en la década del ’90 cuando se levantaron los ferrocarriles, crearemos nuevos pueblos y/o regiones fantasmas, amén del la frustración al anhelo de crecimiento”.

El senador Vera, finalizó haciendo notar que “si bien la sequía y sus efectos no son atribuibles al gobierno, si este debe responder y hacerse cargo por los daños que le viene causando a la producción con políticas pésimas y particularmente de saqueo, que en gran medida han afectado directamente a la ganadería privándola de toda rentabilidad”.