BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 14 de noviembre de 2018
NOTICIAS
Solá confirmó su aspiración presidencial
El diputado confía en poder convertirse en una alternativa para los Kirchner y detalló a qué sectores buscará aglutinar. Críticas hacia su colega De Narváez.
19 de enero de 2009
Muy convencido, el diputado nacional Felipe Solá aseguró que puede ser “el que conduzca una alternativa a los Kirchner”. Y para fundamentar esas expectativas, dijo tener “una mezcla de situaciones que son útiles: una larga experiencia de gobierno, con una actitud progresista, y una capacidad de entender y de contener posiciones más y menos progresistas a la vez”.

Esas expresiones fueron formuladas por el ex gobernador bonaerense al diario La Nación y no hacen más que confirmar lo que ya era obvio: que el legislador bonaerense apunta a convertirse en candidato presidencial en 2011.

Precisamente en sus declaraciones dijo querer ser “candidato a presidente”, confiado en poder "cambiar el clima en el país. Puedo ofrecer lo que se ha hecho bien y cambiar lo que se hizo mal. Hay una transformación incompleta. Empezó bien y luego se frustró".

Lo que todavía no tiene claro Solá es si en octubre próximo será candidato a diputado, para revalidar una banca que en rigor mantendrá hasta 2011 si es que no se presenta finalmente. Pero amén de ello, aseguró que mientras se decide caminará el distrito bonaerense en particular y el país en general, en el marco de su campaña.

Criticó al Gobierno nacional, al que acusó de haberse corrido del lugar que ocupaba en sus primeros años. Confesó sentirse decepcionado por la presidenta Cristina Fernández, de quien dijo que "de su capacidad personal y de su militancia no tengo ninguna duda. De la decepción que me produjo como presidenta, tampoco tengo ninguna duda".

De Carlos Reutemann, su eventual competidor para 2011, elogió que "maneja muy bien los tiempos. Es muy distinto que yo. Se mete en muchos menos problemas".

Y respecto a su colega Francisco de Narváez, lo criticó diciendo que "hay un candidato que dice que "la seguridad se hace", pero no explica cómo se hace. Tengo miedo de que sea a los tiros". Agregó que De Narváez se “empeña en criticarme como si yo fuera su enemigo fundamental. Pero yo no quiero ser gobernador de Buenos Aires. En lugar de buscar coincidencias, da la impresión de estar poniendo piedras en el camino".